Siguenos en Facebook

Siguenos en nuestro canal de Youtube

¿Por qué los clientes no me están comprando?

Tienes un negocio y te has esforzado al máximo por cada detalle; sin embargo, sólo ves que las personas ingresan y se van de tu establecimiento sin que adquieran alguno de los productos o servicios que ofreces. ¿Dónde está el problema? 
Muchas veces, a pesar de todo el trabajo que se realiza para montar un negocio, no siempre se obtienen los resultados esperados.


El Consultorio Financiero de Mibanco te ayuda de identificar las causas del por qué tus clientes no te están comprando


Los clientes no compran un producto o un servicio

Si al querer vender algo sólo te enfocas en resaltar las características del producto o servicio, generando mensajes e imágenes que llenan de información adicional a los potenciales clientes que acuden a tu negocio, ten en cuenta que muchos compradores buscan algo más, como adquirir un beneficio, una solución, una ventaja, comodidad, placer, etc.

Un usuario no compra un microondas porque le encante este electrodoméstico, sino porque quiere que su comida se caliente de una manera más rápida, en lugar de tener que prender la cocina; es decir, lo que realmente está comprando es “ahorro de tiempo y tener un plato de comida caliente”. Lo mismo pasa cuando se adquiere un coche familiar, pues lo que se busca es seguridad y comodidad para tus hijos. Así que empieza por trabajar en dar a conocer cómo ayudarás a las personas a resolver sus problemas y cómo cambiará su vida.


Falta de informaciónLos clientes se van de una tienda porque sienten que sus preguntas no han sido absueltas por la persona que está atendiéndolos. El tener a un interlocutor que no está preparado, que no conoce muy bien el producto y/o servicio lo desanima de realizar una compra y opte por ir a otro establecimiento.


Demasiada informaciónBrindar demasiada información a un cliente puede confundirlo. Si pasa todo el tiempo hablándole de las características, beneficios, detalles, etc. sin parar, lo único que provocará es que la persona no quiera escucharlo más. Lo mejor es ser claro y conciso, encontrando un equilibrio.


¿Ofreces un buen servicio?Si eres de las personas que sientes que tienes lo que la gente necesita y crees que tarde o temprano llegarán a tu local a comprar; no te fíes, pues si no los tratas bien, de seguro que perderás a varios clientes, quienes optarán por probar suerte en otro establecimiento porque sentirán que el servicio será mejor, incluso si el precio es más caro al que ofreces. Ser recibidos con una sonrisa los hace sentir bien.