Siguenos en Facebook

Siguenos en nuestro canal de Youtube

¿Cuál es el crédito que debo solicitar para ampliar mi negocio?

Cuando tu negocio obtiene resultados favorables constantemente, uno piensa no solo mantenerlos, sino también en incrementarlos. En estas situaciones, es común que pienses ¿cuál es la mejor alternativa para ampliar tu establecimiento?


El Consultorio Financiero de Mibanco te ayuda a identificar cuál es la mejor opción para tu negocio.


La mayoría de instituciones del sistema financiero tiene dentro de su portafolio de producto el destinado a la ampliación del local comercial, con el fin de que los propietarios de las micro y pequeñas empresas cumplan sus objetivos de comprar, construir o ampliar sus negocios. 

Ampliar tu local puede ser muy beneficioso para tus operaciones de negocio. Al tener más espacio, puedes incrementar tu mercadería y, como tu negocio goza de una fuerte demanda, se incrementarán tus ganancias.  Este crecimiento también le permitirá a tus colaboradores a realizar su trabajo de una manera mucho más cómoda ya que gozarán de mayor espacio. Además, si tu negocio es una restaurante o peluquería, con esta expansión puedes remodelarlo para adaptarte a las nuevas tendencias del mercado y que generar mejores experiencias para tus clientes.


Algunas características que presenta este tipo de crédito son:


Los montos

Es importante que realices tus cálculos de acuerdo a lo que necesitas, ya que, si te excedes en el importe, pagarías mayores intereses y eso no sería favorable para tu negocio.


Los plazosEs recomendable que elabores tu flujo de caja del periodo antes de gestionar tu préstamo con el fin de analizar si posees la capacidad de cumplir con las cuotas en un corto o largo plazo. En este tipo de crédito, el  plazo mínimo es de 3 meses y el máximo es de 60 meses.


Las cuotasAl igual que en el tema de los plazos, debes proyectar y distribuir correctamente tu efectivo para que conozcas si vas a poder pagar tus cuotas en las fechas establecidas. Esto te ayudará a tener una mejor relación con las instituciones financieras y gozar de algunos beneficios por ser buen pagador.