Siguenos en Facebook

Siguenos en nuestro canal de Youtube

Incentiva el emprendimiento en tus hijos

Desde muy pequeños los niños pueden potenciar sus habilidades y talentos para que, más adelante, enfrenten el trabajo o los negocios de la manera que más les guste. Es importante enseñar a tus hijos acerca del ahorro, la planificación, el emprendimiento y las finanzas. Por eso,


El Consultorio Financiero de Mibanco te cuenta de qué manera puedes fomentar

el emprendimiento en tus hijos y aplicarlo en cada etapa de su vida.


Proponle metas

Es importante enseñar a los niños a ponerse una meta y trabajar para conseguirla. Por ejemplo, si quieren un juguete nuevo pueden juntar sus propinas, hacer manualidades, cumplir un rol de tareas domésticas, etc. Solo pueden exigir la recompensa si cumplen al 100% las instrucciones. De esta manera se darán cuenta de que llegar a cumplir la meta toma tiempo y esfuerzo.


Potencia su talento y habilidad

Todos los niños tienen habilidades diferentes. Lo ideal es detectarlas a tiempo y empezar a reforzarlas. Por ejemplo, si tu hijo se siente bien dibujando podrías inscribirlo en un taller de pintura. De igual manera, si es bueno calculando, tal vez podría acompañarte a hacer cuentas con las operaciones más sencillas. Debe sentir que estás a su lado y que te preocupas por su aprendizaje.


Promueve su responsabilidad

Es fundamental que desde muy pequeños empiecen a hacer las cosas por sí mismos, como parte de su formación. Tender su cama todos los días, pasear al perro o lavar sus utensilios (siempre que no sean de vidrio) son pequeñas tareas que les darán una responsabilidad y no les tomarán gran tiempo ni esfuerzo físico. Y formarán hábitos que les serán útiles siempre.


Planifiquen juntos

Una forma de enseñar a los niños a planificar es haciendo un calendario con todas las tareas que debe realizar durante la semana. Por ejemplo, tener un horario de lunes a domingo como el que utilizan en el colegio puede ser muy útil para que hagan check en las tareas que ya hayan cumplido. Así, ellos planificarán sus tiempos para estudiar, hacer labores del hogar, jugar, salir al parque, etc. Si es posible, se les puede recompensar por una semana cumplida.